Instituto de España

Mecenazgo de

Fundación Barrié

Categorías

SOLEMNE SESIÓN PÚBLICA DE RECEPCIÓN COMO ACADÉMICO NUMERARIO DEL DR. FERNANDO PONTE HERNANDO

SOLEMNE SESIÓN PÚBLICA DE RECEPCIÓN COMO ACADÉMICO NUMERARIO DEL DR. FERNANDO PONTE HERNANDO

CIENTÍFICO - Sesiones solemnes

Inicio del evento
  • Inicio: 23/09/2022
  • 19:00
Fin del evento
  • Fin: 23/09/2022
  • 22:00
Lugar del evento
  • Lugar: Tendrá lugar el viernes 23 de Septiembre de 2022, a las 19:00 horas, en la sede académica.
  • Direccion: C/Durán Loriga, 10-2º de A Coruña

 

SOLEMNE SESIÓN Y PÚBLICA DE RECEPCIÓN, COMO ACADÉMICO NUMERARIO DEL SILLÓN DE HISTORIA DE LA MEDICINA, DEL ELECTO DR. FERNANDO JULIO PONTE HERNANDO

El Ilmo. Sr. D. Alberto JUFFÉ STEIN, Secretario General dará Lectura del “Acta” de elección
El Ilmo. Sr. D. Fernando J. PONTE  HERNANDO, pronunciará el Discurso de recepción, titulado: “Pensamiento médico y humanístico de Domingo García Sabell”.
El Ilmo. Sr. D. Jorge TEIJEIRO VIDAL. Académico Numerario de Radiología Contestará al discurso en nombre de la Regia Corporación.
El Excmo. Sr. D. Francisco MARTELO VILLAR, Presidente de la Real Academia de Medicina de Galicia, hará la Salutación al nuevo Académico.

 

Con la Venia.

Excelentísimas e ilustrísimas autoridades, Ilustrísimos señores académicos, compañeros, señoras y señores.

Querido amigo Fernando Ponte Hernando. Hoy sustituye usted en el sillón de Historia de la Medicina de esta Real Academia a un compañero médico de Compostela, a un amigo que amó a esta institución y se hizo muy presente en ella.

Galicia, siempre estaba en la mente de José Carro Otero, un hombre de letras, pero también un científico y un médico que, consiguió movilizar el interés de los profesionales de la Medicina y el apoyo de las instituciones públicas, para servir al pueblo gallego.

No dejó de escarbar e investigar en lo que más conocía: La Historia. Por eso, en 1998, publica un libro en dos tomos, bajo el auspicio de la Real Academia y con el patrocinio de la Conselleria de Sanidade titulado 

“Materiais para una historia da Medicina Galega”, donde hace una recapitulación de los médicos más notables de nuestra historia. En el prólogo el presidente Fraga Iribarne señala: “É una demostración mais, da responsabilidade, dedicación e acerto da Real Academia dentro dos exercicios dos seus cometidos en pro de Galicia”.

Quieto, a ratos, para escribir artículos, de publicaciones profesionales, en la prensa diaria, y en libros, la mayor parte de su tiempo la pasaba en movimiento permanente, para organizar exposiciones y museos, pero sobre todo para hablar, valiéndose de su arma, la palabra.

En este momento de su recuerdo, no quiero hacerlo desde su descomunal tarea y desde sus merecimientos, sino recordarle por su legado humano. “Vir bonus”, hombre bueno.    De merecimientos si quiero hablar, pero de los suyos y felicitarle, porque con ellos ha construido la peana en la debe subirse para emular a su predecesor.

De manera excelente, el ilustrísimo Sr. D. Jorge Teijeiro Vidal, Académico  Numerario  de  Radiología,  al  que  agradezco  mucho su

 

 

 

 

discurso, en nombre de la Junta de Gobierno, le ha descripto a usted como un gran trabajador que ha conseguido excelente formación que; podríamos definir, ha dicho, como autodidáctica.

De pediatra, a médico de balneario, a médico de admisión, director médico, gerente, profesor de historia, oficial de la armada y formador y valedor de doctorandos, por citar algunas de sus actividades.

Un corredor todoterreno en permanente cambio. Su introductor, el profesor Teijeiro Vidal, hace referencia a Churchill con una frase: “Mejorar es cambiar; ser perfecto es cambiar a menudo. No lo sé, pero Churchill era un sibarita que, quería mejorar en las cosas de su entorno personal, de manera permanente, incluso en plena guerra. 

Usted es más austero. No tiene las esclavitudes de Churchill, a pesar de haber nacido en la deliciosa Rioja, pero si apunta alguna de sus maneras por su esfuerzo y su ilusión. Estoy de acuerdo que en una 

disciplina no reglada como la historia de la Medicina, hay que ser autodidacta, con la ayuda de la mirada en espejo de algunos profesionales de la élite. Todo se andará.

Junto a su trabajo profesional con los pacientes ha rastreado, las buhardillas de nuestra historia, investigando y consiguiendo hallazgos importantes como el de la referencia a las incretinas u hormonas gastrointestinales pleiotrópicas y al concepto de resistencia a la insulina por parte de Roberto Nóvoa Santos.

Tiene usted una virtud que me gusta y que quiero destacar de usted y es su capacidad de aprender enseñando. Se ha hecho un auténtico experto en la de la dirección de tesis doctorales.

También está muy bien, que tenga presente el humanismo en nuestra profesión, intentando llevarnos de la mano de Laín Entralgo, Rof Carballo y García Sabell.

Usted ha elegido a este último para protagonizar su ingreso como numerario en esta Real Academia de Medicina de Galicia con el discurso 

“Pensamiento médico y humanístico de Domingo García Sabell”. Magnífica elección.

Don Domingo, ingresó como Académico Numerario del sillón de Medicina Interna de esta institución, el 16 de febrero de 1974, con el discurso titulado” La Medicina de los signos y la Medicina de los Síntomas”. En él relata a los académicos de esta institución. la situación de la clínica médica, en ese momento, con estas palabras: “Lo que de verdad interesa en el enfermo son los signos, es decir, todo aquello que puede obtenerse de la exploración del cuerpo mediante diversos y a veces muy complejos aparatos. Se abandonan los síntomas, esto es, aquello que el paciente nos relata como vivencia íntima de su propio padecer”. Si Don Domingo levantase la cabeza vería que, la situación se ha complicado mucho más: porque, la tecnología cada vez más sofisticada para el diagnóstico y para el tratamiento, ha convertido nuestra  tarea  en  algo  muy  instrumental,  donde  los  especialistas 

médicos se han convertido en cirujanos asistidos por la tecnología. El relato del enfermo se  minimiza  y   la  atención al mismo parece  una 

pérdida de tiempo, del que, por otra parte, apenas se dispone.

Parece que se hace realidad el chiste gallego: “Por qué ven verme. Vostede saberá que é o médico”. El paisano al lado de lo estrictamente medible, lo objetivable...

Los progresos científicos y tecnológicos, han creado un escenario diferente. Hacen diagnósticos difíciles y complicados, todos los profesionales. Los clínicos excepcionales, imprescindibles en otros momentos para abordar los casos complejos, están en las aportaciones novedosas y en los planteamientos terapéuticos. Tienen menos protagonismo los médicos que, como García Sabell, por encima de todo, consideran prioritario escuchar al enfermo. No es suficiente en el proceso de enfermar, los datos obtenidos en las exploraciones al abrigo de” Los hechos son los hechos”. Es necesario la disquisición aleatoria, la hipótesis producto de la meditación. 

El contexto del paciente en Galicia no corresponde al esperpento del chiste. El gallego es un “conta contos· y le gusta exponer, con sus palabras,  su  relato  al  médico  con  su  glosa  personal. La excelencia 

profesional de D. Domingo estaba impregnada por el permanente compromiso con el hombre gallego enfermo y su forma de entender y sufrir e interpretar lo que ocurre, explicar su mal. 

Aunque el avance de la medicina se debe en gran medida al avance tecnológico, aportado por las ciencias, reducir la medicina a una simple recopilación de signos empobrece la realidad del hombre enfermo. 

         Usted ya pertenecía a la Academia y conoce nuestro compromiso con el conocimiento médico, la investigación biomédica y su difusión, pero apoyándonos en los valores antropológicos. Aquí hay mucho hecho y mucha labor por hacer. Necesitamos continuar apoyándonos en nuestra historia, enriquecer nuestro museo y aproximarlo al personal sanitario y a la población civil.  Usted  con  su ilusión y su esfuerzo, no 

nos cabe duda que, debe y va a ser una pieza clave en la tarea. Gracias de antemano. 

Hoy es un día de fiesta en la Academia nuestra enhorabuena personalizada también a su esposa, a sus padres, a sus hijos, al resto de su familia y a sus amigos.  

Bienvenido a su nueva condición académica, donde le auguramos mucho éxito.

He dicho

 

Archivos adjuntos

Discurso de ingreso Dr. Ponte Hernando.pdf

Descargar