Instituto de España

Mecenazgo de

Fundación Barrié

Temas

Apertura del Curso Académico, 11 de Marzo del 2022. Discurso del Presidente Dr. Francisco Martelo Villar

14/03/2022 · CIENTÍFICO - Discursos

Un nuevo curso. Un nuevo año. Tiempos tristes y de terrible sufrimiento para la humanidad por un enfrentamiento bélico en nuestro viejo continente y arrastrando todavía una pandemia que no quiere abandonarnos de manera definitiva. En la Academia, en este acto, el primer pensamiento tiene que ser para el recuerdo entrañable a los académicos desparecidos que; personifico en el último que se ha ido hace hoy seis días, el Ilmo. Sr. D. Manuel Pereiro Míguez, dermatólogo eminente y académico emérito que entregó mucho tiempo de su fructífera vida a esta institución.

Este es mi primer acto institucional como presidente. Se que con los tiempos que corren no va a ser fácil. Solo contamos con la ilusión de todos los académicos dispuestos a luchar para conseguir una Real Academia de Medicina de Galicia, más allegada a los profesionales de la sanidad, a las asociaciones de pacientes y a la ciudadanía en general.

 La única premisa, el único asidero, el único sostén con los que partimos se sustancian en la misma palabra, trabajo, trabajo y trabajo y en el respaldo de nuestros espónsores. Gracias a la Fundación Barrié, a la Fundación del Hospital Oncológico de Galicia a PSN, a la Fundación Amancio Ortega, a AMA al Excelentísimo Ayuntamiento de A Coruña y a la institución de la que dependemos La Consellería de Sanidade de la Xunta de Galicia.

Es obvio que no lo tenemos fácil. El nuevo proyecto está vertebrado en un plan estratégico para cuatro años, basado en objetivos, con comisiones académicas buscando soluciones para problemas preeminentes que perturban la salud de nuestros conciudadanos. Queremos hacer realidad el lema que hemos acordado para estos próximos años : Real Academia de Medicina de Galicia “ Luz en el horizonte de la salud”.  

La salud, la salud. La economía nos dicen desde hace años que se corresponde con un mundo globalizado. Muchos de los políticos que nos gobiernan no entendían hasta la aparición de la pandemia que lo es realmente global es la salud. No podemos abandonar al tercer mundo con la pandemia covid 19 y debemos trabajar y ser solidarios con las consecuencias del conflicto bélico donde es imposible mantener las mínimas de condiciones de salubridad.

Aquí el año 2021, al que dedicamos esta memoria, que ha resumido muy bien el Dr. Juffé, nuestro Secretario General ha sido un año difícil, espinoso como la superficie del virus responsable de la Covid-19 que ha seguido enmarañándolo todo. Sufrimiento por la presencia masiva de afectados, con la asistencia sanitaria al borde del colapso y el dolor de tantas familias sufriendo la pérdida de sus seres queridos. Año del miedo por la aparición constante de nuevas variantes del virus, pero también, año de la superación, por el protagonismo de las vacunas surgidas de la investigación biomédica.

No pudimos abrir las puertas del espacio académico, a principio de año, por la situación condicionada por la covid-19. Tuvimos que asumir la dificultad que suponía el no poder realizar una tarea basada en las sesiones presenciales. Tuvimos que centrarnos en el asesoramiento institucional y las publicaciones aportadas por los académicos.  

De todas ellas, desde la emoción, sólo citaré a una. La titulada “Fernando Quiroga y Pardo, militar que en 1855 expuso su vida para salvaguardar la salud de los ciudadanos”. Es el artículo póstumo del profesor Carro Otero, nuestro recordado presidente, publicado en “El Correo Gallego” de Santiago de Compostela el día siguiente a su fallecimiento, ocurrido, repentinamente, el pasado 23 de abril. El Dr. Carro había conseguido el reconocimiento de todos, como anatomista, arqueólogo, antropólogo e historiador de la medicina, compaginando el magisterio académico con la aclamación general. Su ausencia incrementó las incertidumbres que sobrevinieron con las sucesivas olas de la pandemia. Se habían apoderado de nosotros la melancolía y la tristeza, pero su ejemplo nos hará fuertes.

Asumió la presidencia en funciones el vicepresidente Ilmo. Sr. D. Jorge Teijeiro Vidal. Sabíamos de la dificultad de mantener la institución en marcha, cuando la presencialidad era un hecho puntual y casi aislado. En esa situación de virtualidad que provocó la covid-19, el Dr. Teijeiro supo mantener la confianza y la ilusión de los miembros de la corporación, hasta el mes de octubre, en que tuvo lugar el pleno electoral en el que fui elegido presidente. Para mí, conocedor de la Academia, comenzó un reto duro, pero, les reitero que esperanzado, por mi confianza en una corporación tan dinámica y consolidada.

He pedido al Ilmo. Sr. D. Alberto Juffé Stein, académico numerario de Cirugía Cardíaca, que aceptase el cargo de secretario general en funciones, por sus excepcionales condiciones personales y profesionales, para un puesto clave en la gestión institucional. Le agradezco su compromiso.

 La Real Academia de Medicina de Galicia, asociada al Instituto de España, está adscripta, desde su transferencia en el año 2003, a la Consellería de Sanidade de la Xunta de Galicia. De ella procede la principal aportación económica recibida a través de un convenio que se renueva anualmente. Pero, son imprescindibles otras subvenciones públicas o privadas.

En efecto, el orden de las actividades estará supeditado a los costes y nuestra reducida economía. Sabremos adaptarnos. Continuaremos con el trabajo en el museo de Historia de la Medicina y en la biblioteca y emprenderemos un programa para estudiar la historia de nuestra institución a través de legajos, libros de actas, viejos expedientes y toda la documentación que obra en nuestro archivo, para poder proceder, en el futuro, a una digitalización que la haga accesible a los estudiosos de la Historia de la Medicina y del documentalismo interdisciplinario.  

En estos tiempos revueltos es imprescindible escuchar mucho, situándonos en la fórmula del permanente trabajo en equipo. Los académicos correspondientes, deben estar y estarán más involucrados, como miembros activos de la institución. Solo dependerá de su disponibilidad. La Real Academia necesita sus aportaciones y su entusiasmo.

Es necesario disponer de los espacios adecuados y de la tecnología precisa. Nuestro agradecimiento a La Fundación Amancio Ortega tan generosa en la ayuda al mundo sanitario.

En los próximos meses, dependeremos de la evolución de la pandemia. Debemos adaptarnos a la tele información, a los encuentros virtuales, a visualizar las publicaciones, los cursos de formación continuada de los profesionales y el apoyo a las asociaciones de enfermos. La mejoría epidémica debe ser un momento emergente en que nuestra tarea sea más necesaria. Sirvan como ejemplos el mantenimiento de la salud de los adolescentes y la formación sanitaria del profesorado de la enseñanza secundaria.

En la investigación médica, nuestro apoyo se vertebra fundamentalmente en los premios anuales de la Academia, auténticas “joyas de la corona” de la institución, que este año 2020 incrementarán de manera importante su cuantía. Expresamos nuestro profundo agradecimiento al Patronato de la Fundación Barrié que personalizamos en su presidente Excmo. Sr. D. José Marías Arias Mosquera, tan allegado a la promoción de la investigación clínica de la Real Academia de Medicina de Galicia, al Ilmo. Sr D. Miguel Carrero López presidente de Previsión Sanitaria Nacional (PSN) por promocionar el ámbito humanitario de la profesión y al Dr. Manuel Ramos Vázquez gerente de la Fundación Hospital Oncológico de Galicia, por auspiciar la investigación clínica del cáncer. El compromiso de todos ellos cuenta con el reconocimiento de la comunidad científica, porque, es un gran estímulo para los jóvenes investigadores.

La Real Academia de Medicina de Galicia, con la visión de “Contribuir al estudio y progreso de la medicina, haciendo énfasis en la investigación, la educación médica, y el desarrollo humanístico del médico”, compatibiliza la búsqueda de la innovación permanente en Medicina con el homenaje a nuestros antepasados manteniendo en las sesiones una liturgia irrenunciable.

Somos un espacio abierto, útil para los médicos, para los demás profesionales sanitarios, para los enfermos y para la ciudadanía. Un espacio libre, independiente del poder ejecutivo, de los partidos políticos y de las asociaciones profesionales. ¡Cumpliremos con las exigencias!

Mi agradecimiento a todos los señores académicos por su esfuerzo y capacidad de adaptación, en este difícil y luctuoso año.

Muchas Gracias. He dicho.

 

Miñas señoras e meus señores. O acto remata. Agradecemos muito a todos por teren vido. A Real Academia de Medicina da Galicia nestes tempos difíceis de pandemia e guerra en Europa continuará a ser unha tradición de excelencia e dignidad e, mais sobretudo de axuda na doenza e no mantemento da saúde dos nosos conciudans.  En nome do Rei, o mais alto representante da Institución declaro aberto o ano académico de 2022.

A todos Paz, paz, paz e saúde.

Gracias

¡Compártelo!